¿Comiste muchos dulces en diciembre? Mira cómo cuidar tus dientes | Polar

¿Comiste muchos dulces en diciembre? Mira cómo cuidar tus dientes

Desde pequeños, nos han enseñado a lavarnos los dientes inmediatamente después de comer, pero ¿realmente funciona?

Cuando ingerimos comidas o bebidas con exceso de azúcar nos preocupamos por cepillarnos los dientes cuando antes. Pero esta buena acción es errónea y contraproducente para nuestra salud dental.

Hay situaciones como cuando hemos tomado bebidas azucaradas o ingerido varios dulces en las que no conviene cepillarse los dientes hasta que no haya pasado, al menos, media hora., porque si nos cepillamos inmediatamente después de ingerir dulces los ácidos y los azúcares se expanden, y no dejamos que el esmalte se recupere.

Sin embargo, en situaciones normales, hay que lavarse los dientes cuanto antes, en la primera media hora porque los alimentos que se quedan en la superficie de los dientes, se convierten en ácido y dañan el esmalte.

Como mínimo tenemos que cepillarnos los dientes dos veces al día. Una por la mañana, antes de desayunar; y otra por la noche, antes de irse a dormir. Podemos lavarnos los dientes todas las veces que queramos al día porque no produce ningún daño o erosión en el esmalte.

La crema dental con flúor es la mejor compañera para nuestra higiene bucodental. La pasta fluorada favorece al esmalte porque el diente retoma rápidamente el calcio que se desprende con el ácido.

El buen cepillado es el que mejor elimina la placa bacteriana. Recuerda cepillar todas las superficies y zonas de los dientes, tanto las que se ven como las que no. Y, sobre todo no olvides cepillar la lengua.

Escribe un comentario

Has decidido dejar un comentario. Solo llena los campos requeridos y presiona enviar. Tu comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.